2009-03-16

Marruecos - Vol. 1

***
Hablar de Marruecos es difícil, todavía no estoy satisfecho con las palabras que pueda encontrar para describir lo fantástica que fue esta experiencia por estas tierras. Llegamos en Marrakech con el típico miedo de estar entrando un país que para los dos era nuevo, no sabíamos mucho, básicamente lo que habíamos leído en las guías y los consejos e indicaciones de amigos que ya se han aventurado por ahí.

Empezamos bien, llegando al riad con la ayuda de un chico, que nos cobró 5 dh por llevarnos por los callejones sin nombre, si vais a Marruecos, llevad siempre monedas sueltas, pequeñas, siempre va bien, porque siempre te piden dinero por cualquier ayuda suya, así que sed generosos, pero no seas tonto. En el riad había un problema de reserva, total que tuvimos que ir a otro que era un poco mas caro, pero que el encargado nos llevó, resulto ser increíblemente mas guapo que el otro riad, suerte nuestra!

Al 3º día en otro riad, conocimos al Doménec y la Núria, una pareja de barna que iba a la misma ciudad que nosotros, con la idea de las dunas y camellos, bueno, dromedarios mas bien, de camino a Quarzazate pasamos por el atlas, joer! Es flipante estar en el deserto y ver montañas con nieve súper cerca, pasamos por unos cuantos pueblos hasta llegar por la noche al nuestro destino, como ya es normal nos perdimos, pero después de pedir información nos indicaron un hotel que estaba bien de precio, ahí podríamos pasar la noche y al día siguiente buscar una excursión al deserto, la idea de dormir en las Haimas y ver las dunas estaba cada vez mas cerca.



Ya en el hotel (Les Jardin de Quarzazate) estamos cenando cuando en la mesa de al lado se llegan unos españoles, luego vimos que eran catalanes, buen rollo desde el primero saludo, no podría haber sido mejor, estos chicos conocían a un tío en el deserto que llevaba el tema de paseos y estadía en su casa, después de unas botellas de vino y risas, (desde luego, Che, eres la hostia!) decidimos seguir rumbo a Erfoud, ahí encontraríamos a su amigo y de ahí iríamos a su casa, dudas, etc, etc… un peazo desayuno antes de salir y on the road again!


Llegando al puebo de Erfoud, encontramos a un simpatico personaje, Lhou, ello nos llevó a comer unos bocatas tremendos, ya de paso otras cositas para el “viaje”, ahí vamos!



FANTASTICO! Es lo que puedo decir, jamás en mi vida he oído el silencio de esta manera, tenía ganas de llorar, de repente estábamos en el medio de la nada con unos tíos de turbante hablando castellano y haciendo bromas todo el tiempo, joer! Que tíos! Ya nos pusimos en los dromedarios y a subir las dunas, vaya tela! estos animales no huelen muy bien, pero aguantan la marcha, en medio de la dudas, el viento era la única cosa que podíamos sentir, una paz, una tranquilidad, un sin fin de arena por todos los lados, maaaaaadre mía! Tremendo! Me fue a caminar solo por estas arenas, incluso he “pinchado” 2 temitas en el deserto, con derecho a bailoteo y tot!

Volviendo a la casa de Hassan, sí, así se llama nuestro anfitrión, un tío de una tranquilidad brutal, una simplicidad, una persona increíble, un músico tremendo, para mi he encontrado el Ton Waits bereber! Vaya festival nos pegamos ahí, con la guitarra y los tambores, también me ha enseñado unas músicas que me han gustado mucho, podéis ver y oír mas sobre ellos aquí.

La fiestuke improvisada en su casa luego pasó al desierto, ya era tarde y decidimos ir al Oasis para dormir allí, menuda idea! allá fuimos! ohh que experiencia esta de sacar de las palmeras sus hojas mas secas para alimentar la hoguera, uno y otro té, uno y otro peta y al final quedamos Hassan e yo los únicos pilares que han alimentado la hoguera hasta que ya era casi día, al final no he visto el sol salir, pero he tenido buenas conversaciones con el, le comenté que volvería, que me gustaría estar ahí por un tiempo, para aprender de ellos, enseñar algo de lo que se, en fin, vivir como ellos, no ser un turista que tiene todo en el plato listo para comer, no, ahora volveré a Marruecos ya con mi turbante azul y venga! Apagar el puto móvil, olvidar de que existe emails, dejar para tras todas las preocupaciones y problemas de esta vida mundana donde vivimos para trabajar y olvidamos de vivir, de ver y estar con los amigos, de ir mas despacio, porque si algo he aprendido en este viaje es que LA PRISA MATA!!

La parejita de Mongat volvieron al día siguiente, pero Verónica e yo quedamos 1 día mas, un paseo por las montañas que teníamos cerca y por la tarde una vuelta por el pueblo, por ahí comemos una pizza con el Jordi (ya tocaba algo normal, que todos los días comíamos los mismo, cuz cuz, tahine y similares, fuah! Además el restaurante-pizzería era de un catalán, vaya tela!!


La última noche fue guapa igual que las otras, pero un poco mas triste, ya era hora de volver a casa, pero olvidar la mar de estrellas todas encendidas que hemos visto en el desierto es imposible, la paz, la tranquilidad, la simplicidad de las cosas y manera de vivir de ellos están dentro de nosotros todavía, para allá volveré en breve, para perderme y encontrarme en medio de la nada, apilando piedras aprenda espero aprender de ellas, cosas que en estos 32 años todavía no he aprendido, una y otra vez estoy topando con la misma piedra, hay que conocerlas, escucharlas...

Bueno, pues nada chicos y chicas que han gastado su tiempo en leer estas mal escritas líneas sobre esta experiencia, hablar es fácil, aún que palabras son demasiado sencillas para plasmar lo que hemos vivido, a los que tengan ganas de ir por estas tierras, podemos indicar algunos sitios y personas, será un placer ayudaros como nos han ayudado en este viaje.

Un abrazo grande a todos que hemos conocido en este viaje, miles de gracias a ti Verónica por ser como eres y compartir conmigo esta experiencia, te quiero un mogollón!!!
:-)

4 comentarios:

Ese oscuro objeto de deseo . dijo...

Hablando de Marruecos , La mar de Musicas deCartagho en si misma esde este pais este año ...Viene un dulce detras de otro , NO dudes en disfrutsarlo

simplexia dijo...

un pais entrañable...
"si bajas una vez, volverás seguro..." me dijeron... "el desierto atrapa... no podrás dejarlo..."
cuánta razón tenían... ya van tres años seguidos que me dejo caer por allí... y este verano alomejor vuelvo... in sha'a Allah!!
me gusta leer historietas marroquies... jejee
si te apetece en mi blog, sección marruecos o viajes 4x4 encontrarás fotografías y algún relato... serás benvingut!
salutacions desde bcn, company ;)

Jean Oliveira dijo...

Hooola Simplexia!

Lo siento tardar tanto en escribirte, entre que voy con mucho curro y que tampoco tenia "seteado" el blog para que me informe de los comentarios... bueno, pues esto, que el desierto es una pasada, no hay igual, la verdad que he vuelto allá y me quedé 1 mes en la paz, tremendo, pero no se que paso con el texto que escribí, se ha perdido... al final el tiempo fue pasando, pasando... pero año que viene seguro bajo, te apuntas y bajamos juntos? :-)

he visto tu blog, unas fotos tremendas, te dedicas a esto, no?

oye, que si quieres, podemos hacer un intercambio de links o banners, que te parece??

este finde estaré pinchando en 2 sitios distintos, el 17 en 7Sins Bar (c/ muntaner, 7) y en hospitalet, el festival pro mexico, mira la web: http://laotraindependencia.blogspot.com/
si te apetece venir y hacer unas foticas, te recomiendo el concierto del ibuprofeno, son tremendos!

apa!saludos y hasta pronto!

mm

simplexia dijo...

hola Jean!
vaya, no recordaba esta entrada.. hace un año y pico! :)
pues desde que te escribí he pasado por Etiopia, Tunisia, Camerún... y en diciembre espero volver a Marruecos!

volviste al final? cumpliste tus deseos??

saludos dijele!!